fbpx
molinillo14 La importancia de la educación no formal

La importancia de la educación no formal

En muchas ocasiones hablamos de los diferentes ejes que conforman la educación y desarrollo personal de un niño o niña. Entendemos que cada referente en la vida de los menores debe aportar diferentes conocimientos y enseñanzas, destacando los aprendizajes en la escuela y en casa. Sin embargo, a menudo olvidamos que existen ciertas experiencias y aprendizajes que quedan fuera del currículo escolar y difícilmente pueden adquirirse en el ámbito familiar, como podría ser la independencia al encontrarse alejado de casa, aprender los valores de la convivencia con todo un grupo, la experiencia que proporciona la naturaleza…

En estos casos, entra en juego la función pedagógica de las actividades extraescolares, el deporte o las conveniencias en viajes de fin de curso o campamentos escolares. Son momentos clave en el crecimiento de cualquier persona, ya que además de ser momentos de gran diversión, proporcionan un ambiente y experiencias más allá del colegio y la familia.

Pero, ¿qué entendemos por educación no formal? La UNESCO define la educación no formal como “La educación no formal incluye programas que pueden contribuir a la alfabetización de jóvenes y adultos, así como programas destinados a impartir habilidades básicas para la vida, destrezas ocupacionales o programas orientados al desarrollo social o cultural”.

La importancia de la educación no formal radica en la necesidad de los niños y niñas de tener experiencias en las cuales sus referentes principales (maestros y familia) no se encuentran presentes, permitiendo el desarrollo de una independencia y madurez complementarios a su educación emocional. La figura del monitor o monitora es muy importante en estos casos, ya que son un referente para los niños y niñas en los cuales pueden encontrar una gran confianza y tutorización, gracias al ambiente de diversión y acompañamiento durante toda la estancia.

Finalmente, debemos entender que el desarrollo personal de un niño o niña tiene diferentes agentes, entendiéndose principalmente la familia, la escuela y la educación no formal. De estos, obtendrán información y experiencias diferentes y complementarias, trabajando de una manera coordinada para un correcto desarrollo completo.

Scroll al inicio
Escanea el código