fbpx
5 2 Jugar con las emociones

Jugar con las emociones

Históricamente, hemos percibido la frase “jugar con los sentimientos” de una manera negativa, en la cual una persona abusa de la confianza de otra. Sin embargo, hoy vamos a presentaros un juego con el cual jugar con los sentimientos, además de ser divertido ayudará al menor a aprender a expresar sus emociones y a desarrollar sus capacidades empáticas.

Tal y como hemos comentado en anteriores entradas de este blog, la educación emocional es un ámbito poco trabajado en nuestra sociedad y clave en el desarrollo de la infancia y adolescencia. Una buena educación emocional generará en el menor autoconfianza, empatía y una mayor capacidad de afrontar los problemas emocionales y comunicativos que le surjan a lo largo de su vida.

Hoy os presentamos un juego que nos encanta en Narixa, y que tiene infinidad de posibilidades. Este juego se llama Ikonikus, y se trata de un cubo que contiene 120 cartas con diferentes iconos, que hacen referencia a infinidad de cosas. Las instrucciones del juego nos proponen diferentes preguntas y modos, pero lo mejor de este juego es dejar volar la imaginación.

Se trata de un juego que consiste en realizar preguntas y llevar a cabo la respuesta mediante la utilización de una de las cartas con símbolos. Se entenderá mejor con un ejemplo.

En este ejemplo, supongamos que queremos tratar la empatía en un grupo en el cual existen insultos o menosprecios entre los compañeros. Ante una situación de este tipo, Ikonikus puede ser un gran aliado. Organizaremos a todo el grupo en un círculo, y dentro de este círculo, pondremos todas las cartas Ikonikus boca arriba. Entonces, realizaremos una pregunta, por ejemplo: “¿Cómo te sientes cuando alguien se mete contigo”? En ese momento, todos los niños y niñas buscarán alguna carta que represente ese sentimiento. A continuación, dejaremos que entre ellos (y quien quiera, en voz alta) comenten qué carta han cogido y por qué. Así, continuaremos con diferentes preguntas del tipo “¿Cómo te sientes cuando eres tú quien se mete con alguien?, “¿Cómo te sientes cuando ves a una persona meterse con otra?” etc. 

Mediante esta actividad, y muchas otras que podamos imaginar con el juego de Ikonikus, promovemos una comunicación asertiva entre los menores, además de promocionar el desarrollo de sus capacidades empáticas.

Scroll al inicio
Escanea el código