fbpx
gettyimages 607266570 b5d60811dbdc47c69217012e86218ac0 ¿Con qué edad debería tener móvil un/a niño/a?

¿Con qué edad debería tener móvil un/a niño/a?

¿Con qué edad debería tener un niño o niña su primer móvil? ¿Qué usos debo permitirle y cuáles no? ¿Durante cuánto tiempo al día le dejo tener el móvil? ¿Es seguro que tenga móvil tan pronto? Estas y muchas otras preguntas surgen en las familias cuando se acerca la edad en que los niños y niñas comienzan a demandar tener un móvil. En muchos casos, esto sucede debido a la presión de grupo; “Es que casi toda la clase ya tiene móvil”.

La rápida evolución de la tecnología en las últimas décadas ha llevado a una dependencia casi absoluta de los adultos a la tenencia de un móvil. Estos dispositivos nos han permitido tener una comunicación más cómoda y rápida, mejorado miles de puestos de trabajo, desarrollado divertidos juegos y un sinfín de posibilidades de mejora en nuestra vida. Sin embargo, como sabemos, el móvil también puede acarrear experiencias negativas, como puede ser un mal uso de las redes sociales, la adicción digital, etc.

Para los niños y niñas, por supuesto, la adquisición de su primer móvil supone un gran grado de excitación. Significa un gran paso en su madurez y un símbolo de acercamiento a la adolescencia, además de infinitas aplicaciones dirigidas a su edad. Por otro lado, su falta de madurez puede llevar a un mal uso de los dispositivos, y es por esta razón que las familias tratan en muchas ocasiones de alargar al máximo el momento de permitir que un niño o niña tenga su primer móvil.

Los expertos, por otro lado, aseguran que la pregunta realmente importante no es “¿a qué edad?” sino “¿está realmente preparado/a?”, “¿Qué usos pretende darle?”. Debemos comprender que estas preguntas nunca serán fáciles de responder, por eso, debemos focalizar nuestra atención en la educación de un buen uso del móvil y en generar un ambiente de confianza para que el menor pueda contar con nuestro consejo o ayuda en caso de necesitarlo.

¿Y qué dicen las estadísticas? Tres de cada cuatro niños/as tiene su primer móvil a los 12 años o antes, siendo esta la edad mínima recomendada por los expertos. Esto coincide con la entrada en el instituto, momento en el cual los niños y niñas comienzan a tener un mayor uso de las redes sociales. Es aquí dónde debemos tener una principal alerta, entendiendo que las redes sociales no se recomiendan hasta los 15-16 años de edad.

Así pues, un buen planteamiento podría ser el de limitar ciertas aplicaciones, sobre todo Whatsapp y redes sociales, para ir posteriormente permitiéndolas poco a poco, y evitar así que de la noche al día el menor se encuentre con un móvil con todas sus posibilidades. 

Os dejamos aquí algunos consejos respecto al primer móvil de un menor de edad

  • Definir junto al menor los propósitos del móvil, y evaluar la necesidad de ese uso. Podemos permitir unos usos y no permitir otros. Aquí entraría la utilización de videojuegos, YouTube, redes sociales…
  • Tratar junto al menor temas relativos a su educación que pueden verse afectados por el uso del móvil, como sería el ciberbullying, la pornografia, el respeto, la privacidad, la intimidad…
  • Predicar con el ejemplo. En muchas ocasiones, los adultos son muy adictos al móvil, dando así un mal ejemplo de uso a los niños y niñas.
Scroll al inicio
Escanea el código